La adicción a las pantallas

La adicción a las pantallas, puede provocar un excesivo aumento de los niveles de dopamina en el cerebro, puede provocar depresión y ansiedad.

¿Que provoca la dopamina?

El incremento del neurotransmisor de la dopamina, está asociado con el placer y recompensa.

Por lo que el excesivo consumo de entretenimiento y redes sociales a través de las pantallas puede provocar trastornos en el cerebro.

Los videojuegos, las aplicaciones de citas, las redes sociales y las plataformas de vídeo, promueven que el cerebro reciba y demande cada vez más cantidad de dopamina.

Hay algunos psiquiatras que están recetando el «ayuno» de dopamina.

¿En qué consiste el ayuno de dopamina?

El ayuno de dopamina implica abstenerse del uso prolongado y reiterado de pantallas durante un tiempo, para que el cerebro se acostumbre a vivir con niveles menos elevados de dopamina.

Cuando una persona hace algo que disfruta, como ver videos, el cerebro libera un poco de dopamina, que la hace sentir bien.

Pero una vez la actividad placentera se acaba, el cerebro tiene una bajada como si se tratara de una resaca o el síndrome de abstinencia.

Por lo general, esto se autoregula por homeostasis, no obstante hay una tendencia natural a que nuestro cerebro busque de nuevo el placer de otra dosis, como si se tratara de una droga.

Si una persona mantiene ese patrón durante un tiempo prolongado, los índices de ajuste para el placer del cerebro cambian, lo que la lleva a tener que continuar consumiendo contenido a través de las pantallas, no para sentir placer, sino para sentirse normal.

¿Qué se siente al dejar de consumir?

Pero al dejar de consumir, se sienten los síntomas propios de la abstinencia: ansiedad, irritabilidad, insomnio, disforia y preocupación mental por consumir.

El ayuno de dopamina se recomienda cuando una persona cuando se siente distraída, estresada, poco creativa, demasiado perezosa o tiene cualquier otra expresión relacionada con un estado de ánimo «bajo» o poco motivado.

Por lo tanto, el ayuno de dopamina consiste en controlar cualquier comportamiento impulsivo, especialmente los estimulantes.

Esto implica reducir el uso de los dispositivos móviles u otros similares (juegos, redes sociales, etc).

También supone realizar otras actividades, según explican, que supongan un esfuerzo y no produzcan un placer inmediato.

La clave del ayuno de dopamina es lograr controlar el «urge surfing» o la urgencia de satisfacer la necesidad de recompensa.

Para asegurarse de que una persona no tenga picos de dopamina, se recomienda hacer actividades suaves, sencillas, que no provocan grandes emociones, o muy rápidas como por ejemplo: leer, escuchar música o dar un paseo

Por el contrario, se tiene que evitar todo aquello que produzca una sensación de «ansiedad» por conseguirlo.

En síntesis, se tratan de evitar los actos que nos produzcan en la persona satisfacción rápida e inmediata, generalmente asociados con conductas cotidianas como caprichos, uso adictovo de dispositivos móviles y acciones que solo buscan el bienestar rápido. Esto suele provocar una situación de «aburrimiento» para muchas personas que lo practican.

Un fenómeno adictivo moderno

Las adicciones electrónicas son un fenómeno moderno, causado por el consumo de la comunicación digital, que esté diseñada para provocar adicción.

Todas las personas estamos expuestas a esto, por ello aparecen cada vez más personas con estados depresivos y de ansiedad, que ameritan un profundo replanteo sobre el consumo de la comunicación digital.

La solución no es dejar por completo a la comunicación digital, sino encontrar el equilibrio en su consumo, haciendo un uso moderado de los dispositivos digitales.

Se tiene que evitar que el consumo de la comunicación digital, aisle a la persona de su entorno familiar y social, provocando perdida de la noción de realidad.

Por ello, se debe estar consciente, de que el consumo de la comunicación digital es potencialmente adictivo.

Dejá un comentario